UA-42307961-1

jueves, 12 de diciembre de 2013

Jabón purificante cuatro arcillas

Las arcillas, que decir de ellas que no se haya dicho anteriormente. Yo personalmente las tenía un poco olvidadas pero parece que nuevamente están de moda. Os dejo aquí mi precioso jabón de arcillas. Sin colorantes son los colores propios de ellas. Para todos aquellos que no tenéis claro para que sirve cada una he realizado un recopilatorio de información de cada una y lo dejo por aquí.


Arcilla Blanca o caolín: Esta arcilla contiene un alto porcentaje en sílice y de aluminio y su pH es similar al que tiene la piel. Está  considerada la arcilla de mayor pureza, sirve para eliminar las toxinas y células muertas de la piel,  ayudando así a regenerarla, evitando su envejecimiento y mejorando su textura y flexibilidad. Se aplica también cuando es necesario tratar manchas cutáneas, absorber el exceso de sebo sin producir deshidratación, como también cuando se quiere lograr una acción suavizante y cicatrizante.

Arcilla verde: Esta arcilla es conocida por su actividad anti-inflamatoria, desintoxicante y equilibrarte. Es ideal para pieles grasas y con problemas de acné o de exceso de sebo, poros negros o dilatados, etc. Es un tipo de arcilla con gran concentración de óxido ferroso y cuproso. Se utiliza para hidratar y prevenir el envejecimiento precoz de la piel. También se utiliza como complemento al tratamiento antiestrés. Es la verdadera arcilla para el acné y por su heterogeneidad de su composición química tiene además acciones eficaces contra el exceso de sebo, como tonificante y estimulante de la piel, contra edemas, contra infecciones y además como analgésico y cicatrizante.


Arcilla Roja: Esta arcilla es más utilizada para mascarillas corporales y capilares. Es usada para purificar el cuero cabelludo y el cabello (de vez en cuando estos lo agradecen), así como para problemas circulatorios, como por ejemplo celulitis o retención de líquidos en el organismo. También se usa como cataplasma o mascarilla en dolores articulares, musculares. Se utiliza para hidratar y prevenir el envejecimiento precoz de la piel.


Arcilla Rosa: Esta arcilla consiste en una mezcla de arcilla roja y  arcilla blanca,  soliendo usarse en tratamientos de estética para mascarillas faciales por su poder purificante, antioxidante, descongestionante, calmante y regenerador. Es más suave y por tal motivo está indicada para pieles sensibles y delicadas. Posee acción desinfectante, cicatrizante y suavizante.

Ingredientes del Jabón: Aceite de Oliva, aceite de Coco, aceite de Palma, aceite de Maíz, Cera de abeja, Hidróxido Sódico, Agua destilada, Aceites esenciales de Palo Rosa, Litsea Cubeba y Bergamota. Tintura de Benjuí y Patchulí.





1 comentario :